Cuando hay vidas en juego, hasta el más mínimo detalle cuenta, a fin de evitar fallas en los centros hospitalarios. Especialmente en estos momentos, donde la crisis sanitaria ha colocado a la salud como prioridad N°1 en todo el mundo.

Proteger a los equipos médicos de las variaciones en la calidad del suministro de energía, a través de estabilizadores de voltaje, un punto vital. Esto sucede cuando la salud de las personas depende del correcto funcionamiento de maquinarias como respiradores artificiales, maquinas de ECG, luces quirúrgicas, monitores de pacientes y desfibriladores, entre otros.

Estamos muy conscientes de todo lo que está en juego, por ello en BURON hemos fabricado, con tecnología de punta, los mejores estabilizadores de voltaje, a fin de proteger a cada uno de los equipos médicos de las fluctuaciones en la corriente eléctrica”, aseguró Daniel Burón, Gerente de Operaciones de BURON.

BURON en una empresa chilena, con más de 40 años de trayectoria, que no solo conoce los diferentes mercados existentes, sino la realidad eléctrica local, lo que les ha permitido diseñar equipos con calidad garantizada.

De esta forma BURON se va posicionando como un referente al entregar soluciones de continuidad operacional, respaldo de energía y seguridad en procesos críticos, para todo el mercado nacional.