La industria alimenticia no puede parar, pues una pausa en su cadena de producción puede acarrear pérdidas significativas tanto para la empresa involucrada como para el consumidor de ese producto. 

Ante este escenario, evaluar todos aquellos posibles percances, forma parte de la gestión de crisis que las corporaciones de alimentos deben realizar, a fin de minimizar los riesgos y garantizar la continuidad a como de lugar. 

La energía es uno de esos puntos a tener presente, pues una falla en el suministro pararía no solo la producción, sino la distribución de esta. Muchas organizaciones han optado por tener siempre a su lado un sistema de alimentación de energía ininterrumpida a fin de resguardar todos los eslabones de la cadena de valor. 

“Muchos de nuestros clientes pertenecen a la industria alimenticia, y es que, en este sector, no hay espacio para los errores. En BURON realizamos una asesoría de primera, entregando soluciones a la medida de nuestros clientes, con UPS eficientes para el respaldo de energía, de la mejor calidad. Garantizar un respaldo confiable y robusto es uno de nuestros distintivos dentro del mercado”, comentó Daniel Burón, Gerente de Operaciones de BURON.

De esta forma BURON se va posicionando como un referente al entregar soluciones confiables en materia de respaldo de energía, siempre con miras a la confiabilidad que tanto necesita el entorno industrial, y asegurando su continuidad operativa sin falla de equipos.   

Más información en www.buron.cl